8 sept. 2011

El pasado, es sólo eso: PA-SA-DO

No quiero acumular recuerdos en una caja porque me atan a un pasado que, aunque haya formado parte de mí, ya no existe.
Doy las gracias a todo lo que me ha sucedido en mi vida porque gracias a ello hoy soy como soy. Y, la verdad, me siento muy feliz de ser el ser imperfecto que soy porque es auténtico.
Me siento así: auténtica, real, sincera, sencilla, delicada, feliz...
No tengo miedo porque mi entorno es mi escudo y yo soy mi espada.
Jorge Bucay, en Cartas para Claudia, argumenta la limpieza semestral de recuerdos que acumulamos en casa... Un colega piscólogo volteaba la casa cada 6 meses y arrojaba a la basura las cosas que durante ese tiempo jamás había usado. Renovar... Dejar morir... Fluir...
Limpiar físicamente nuestros estantes, nos ayuda a resetear nuestra vida. Porque para avanzar hay que dejar fluir y escapar de algunos recuerdos buenos y malos... El pasado es una brisa que nos acaricia la coronilla para recordarnos que SIEMPRE hay que seguir adelante porque es dónde queda el auténtico camino hacia la libertad de nuestro espíritu y hacia la felicidad más absoluta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario