15 jun. 2011

Bienvenid@s

Esta entrada no es una declaración de intenciones, ni tampoco una situación, ni un punto de partida. Es sólo el principio de algo que debería haber empezado hace mucho tiempo y que por pereza, jamás lo llegué a hacer. Hoy sí. Hoy me detengo en mí misma, para escucharme, para sentirme y para expresar (a aquellos a quienes les interese) todo lo que pienso y siento. Sin temor. Sin miedo a recibir represalias, burlas, muecas... Sin miedo a vuestras aprobaciones, sin miedo a la sociedad que nos rodea. Sólo vomitar, se me da bien y me encanta. Y más me encantan aun las personas que disfrutan de mis recortes vitales conmigo. Sin juzgar, sin "cotillear" solamente abriendo el corazón y dejándose llevar lo más lejos posible... Os invito a leerme, me invito a escucharme...

No hay comentarios:

Publicar un comentario