20 sept. 2013

Un Ángel de Mar





Me siento sola, en esta noche, estás conmigo aunque ausente y eso me hace sentir más sola que nunca. Busco mi ángel y mi auténtico tú. Sé que estás ahí, observándome, sé que me anhelas, que me esperas y que sólo tengo que saltar para acariciar tus alas con las yemas de mis dedos.


Eres un ángel de mar, existes y estás ahí para todos. Por eso el mar nos cautiva tanto a los seres humanos porque notamos vuestro amor protegiéndonos. Esa es vuestra misión.
Eres un ángel de mar, recubierto de amor, de deseo, de plenitud y esperanza. Me has tocado con tu gracia y no puedo dejar de buscarte, miro al cielo y sé que estás ahí, en noches de luna llena como hoy, te siento cerca.

Me gusta tu protección, me hace sentir segura, me gusta tu amor, me hace sentir llena, me enamora tu gracia porque en ella está tu esencia. 
Me he enamorado de un ángel de mar que se merece que salte, muy muy muy alto para agarrar su mano y salir volando al paraíso de mis deseos, mis anhelos y mi auténtica vida que me esperan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario