4 sept. 2013

El poder del ahora: HOY.


Ayer estaba triste, derrotada, cansada, por la lucha diaria de buscarme un hueco en esta sociedad que se empeña en seguir adelante pese a que mi camino no sigue la orientación que creo que de él (mi camino) el Mundo espera.
Así que sin más, me vestí y me apresuré a finalizar con mis quehaceres matutinos para acto seguido sumergirme en la borágine sitemática de un martes por la tarde. Pasee largo y tendido en busca de una brizna de esperanza que me asegurara que más allá de las cuatro paredes de mi hogar y refugio, había vida para mí. 
Ayer no la encontré. No hubo suerte.
Fui a casa de una amiga que cumplía años y la regalé un paréntesis de vida, un reflexión, la regalé el amor que todas la profesamos un día y que a veces en el recuerdo se olvida.
Y ella me hizo el regalo más grande: formé parte de su vida en ese día.
Y recordé de nuevo, de que las cosas importantes no son las que dirigen tu vida, sino las que te emocionan y te tocan al corazón.

Hoy, no tengo trabajo, no tengo dinero y no tengo claro mi futuro. Pero hoy sé que tome la dirección que tome mi rumbo, soy afortunada porque soy rica. A mi alrededor hay amor, apoyo mútuo, fuerza y vida.

Hoy es un gran día, pese a todo, hoy es un gran día.

1 comentario:

  1. Et recomano que et llegeixis aquest llibre: El Secret.

    Et contactaré en breu, tinc noticietes laborals que potser t'agradan! Ptunikus :)

    ResponderEliminar